martes, 9 de octubre de 2012

Las Mentiras


Era el día del amigo y habíamos salido a festejar. Unas horas antes en facebook, mi estado decía: "Que no me diga Feliz Día Del Amigo, que no me diga Feliz Día del Amigo…". Un claro mensaje para el Señor R. Y lo había logrado, en todo el día, ambos habíamos estado conectados y no me lo dijo, no me había escrito ningún mensaje tampoco, ni nada. Hasta que esa noche, después de 7 meses sin vernos, finalmente sucedió. Lo tenía frente a frente. Podría haberlo evitado, pero fue imposible. Estábamos en el mismo boliche y sentía que si no hablaba con él y lo esquivaba, me iba a arrepentir. Entonces decidí acercarme y saludarlo, temblaba de solo verlo de espaldas. Se dio vuelta y lo primero que me dijo fue: ¡Feliz día del amigo!. Fue como un balazo directo al pecho. Yo puse mi mejor sonrisa de mentira y balbuceé un "igualmente". Nos abrazamos bien fuerte como siempre e inmediatamente cambié de tema. Conversamos un rato acerca de cómo andábamos y que fue de nuestras vidas hasta que me dijo: Me hizo mucha gracia tu estado de facebook. En ese momento todo se me nubló y puse una cara extraña, y me preguntó: ¿Y te lo dijo? Yo hice una pausa microscópica para pensar que iba a decir, me reí para no llorar y no pude mentirle, le dije: Si, ya me lo dijo. El puso cara de triste y me dio una palmadita de consuelo. Quedamos en juntarnos a charlar más tranquilos, en ir a tomar un café, aunque ambos sabíamos que era mentira, nunca iba a suceder. Mientras él hablaba, yo solo podía pensar en lo mucho que me gustaba, en todo lo que me sigue provocando y que quizás nunca voy a encontrar alguien tan especial como el. O eso era lo que creía.

Hace unas pocas semanas me enteré de algo que lo cambió todo. El Señor R. era una gran mentira. O por lo menos la imagen que yo tenía de él en mi cabeza. Me contaron que mientras estaba de novio, estuvo con varios chicos y cuando digo estuvo, ya saben a que me refiero. Los invitaba a su departamento y les mentía que estaba soltero o que había terminado su relación. Hasta tiene un perfil falso de facebook y aparentemente hace esto hace mucho y con mucha gente. Cuando me lo contaron por primera vez, no podía creerlo, así que investigué más sobre el asunto y confirmé de varias fuentes que era cierto. De hecho una vez, hace mucho tiempo, uno de los amigos del novio me había dado a entender eso, pero en ese momento, con lo enamorado que estaba de él ni se me cruzó por la cabeza. Ahora es como que me cierran varias cosas que él hace o como se maneja cuando sale solo. Cosas que yo mismo veía pero siempre confié en su honestidad y buena onda. 




Cuando una persona te decepciona así de mucho, es como que no sabes que hacer, ni como reaccionar, ni en que creer. Entonces me pregunte: ¿Qué haces cuando estuviste enamorado por años de una mentira?¿qué pasa cuando te das cuenta que perdiste años de desgaste emocional, en alguien que no valía la pena? Si la mentira tiene patas cortas ¿Cómo es que esta tenía zancos?

Lo sé y lo acepto, el que puso al Sr. R en un altar, todos estos años, fui yo. Creía en él y lo veía la persona más transparente del mundo. Pero eso es normal cuando nos enamoramos de alguien. Te pensás que no hay nadie igual a él y hasta te llegás a obsesionar con esa imagen que tenes de alguien que realmente te gusta. Yo hasta llegué a pensar que éramos el uno para el otro. Hasta es posible que lo haya llegado a amar. Por eso la desilusión y la decepción que siento ahora, es lo más horrible.

Además de sentirme un completo idiota, también me molesta que, como todos saben, no me es muy fácil conseguir alguien que me quiera, y en un momento lo había logrado. Apareció Tián dispuesto a construir una relación conmigo y si bien las cosas no se dieron por muchas razones, una de las más importantes fue que lo dejé por el Sr. R. Porque no me lo podía sacar de la cabeza y sentía que nunca iba a sentir lo mismo por nadie más. ¡Qué bronca!

Pero claro, como iba a darme cuenta. A Pinocho por lo menos le crecía la nariz cuando mentía. Al Sr. R. no se le movía ni un pelo. Pero el cariño y la admiración era tan grande, el enamoramiento y porque no decirlo el amor, me nublaron completamente. Eso habla de lo gigante y poderoso que puede a llegar a ser ese sentimiento. Tan grande como para creer cualquier cosa y dejar de lado toda la experiencia y la intuición. Esto me hizo ver como a veces en el amor proyectamos en el otro, lo que queremos que sea, en lugar de verlo por lo que realmente es. Y si bien sabemos que nadie es perfecto, a veces en el enamoramiento dejamos pasar por alto esas mentiras, para nosotros mismos, para no hacernos daño, o quizás porque todavía una parte de nosotros sigue creyendo que existen esas personas buenas y transparentes. Personalmente sigo creyendo que existen porque de hecho conozco algunas. Al menos eso me alivia un poco. Aunque es verdad que también hay muchas de esas personas honestas y transparentes en relaciones con mentirosos manipuladores. De esos casos también conozco.



Otra cosa que me alivia es que si bien el Sr. R. es una mentira con patas largas, sus sentimientos hacia mí, en algún punto, eran verdaderos. Por sus miradas, por como cada vez que nos vemos se acerca a donde estoy, o por como me observa cuando cree que no lo veo. Está bien, quizás lo hace con muchos, pero al menos en esos momentos lo hace conmigo. Lo sé, es un patético consuelo, pero consuelo al fin. 

Por otro lado, yo también mentí. Mentí y me hice amigo de él para conocerlo más. Pero lo mío fue algo que hago siempre, como un mecanismo de defensa que uso con las personas que sé que no va a pasar nada. Es una forma de convertir el amor en amistad y así por lo menos lo puedo superar y tenerlo cerca de alguna forma. Pero con el Sr. R. no funcionó, porque cada vez que intentaba ser su amigo y conocía algo nuevo sobre su vida, me terminaba enamorando más y más. Hasta que conocí esto, claro.

Entonces de alguna forma ¿es nuestra culpa?¿Nos inventamos mentiras para no sufrir? Quizás sí, quizás sea eso, miedo a sufrir, miedo a ver los defectos de esas personas que queremos. O quizás sea que siempre que nos enamoramos, queremos que esa persona sea lo que siempre estuvimos buscando. Que al fin lo encontramos. Es muy gracioso, cuando nos preguntan qué estamos buscando en una pareja, siempre inventamos una mentira o damos una respuesta cliché. Cuando en realidad no lo sabemos hasta que empezamos a proyectar en nuestra pareja lo que queremos que sea y tratamos de convertirla en eso que buscamos.

Hace unas semanas lo volví a cruzar, después de haberme enterado de todo. Ahora Pinocho era un niño de verdad. Y no les voy a mentir, todavía me quedan un poco de sentimientos y un poco de temblor en las piernas. Pero ya no era lo mismo. Había algo que se había perdido. Y es que lo que me gustaba de él, en gran parte, era su capacidad de estar en una relación y ser fiel. La transparencia y la sinceridad. Lo que me enamoraba de él, se había muerto, ya no estaba, y supongo que con el tiempo, se irán diluyendo mis sentimientos hacia él. De ahora en más, el Sr. R, será el Sr. R.I.P.

En medio de toda esta tristeza y desilusión, el otro día vi que subió a Facebook una foto con su novio y me di cuenta que podría ser peor mi situación. Podría haber dejado todo de lado para estar con él y estar en la situación de su novio, viviendo una mentira. Eso sería mucho peor y muy triste. Ojalá algún día se de cuenta del daño que causa y que se causa a si mismo o mejor aún, que el Sr. R diga la verdad. Sea como sea, hay mentiras con patas cortas y mentiras con patas largas, pero todas tienen talón y mientras más altas son, más fuerte caen, porque si hay algo que se que no es mentira, es que todo cae por su propio peso.




Pablo M. Acuña
twitter | facebook| msn

Pregunta para el foro: ¿Alguna vez te enamoraste de alguien que resultó ser una mentira?

14 comentarios:

Mariano dijo...

Lo peor de todo esto es que la gente mentirosa siempre consigue novio y está en relaciones que duran mil años. Y yo acá tan soloooo!!!

D-OS dijo...

la crueldad del ser humano no tienen limites

Justo dijo...

esto es lo que lleva al hiv ¿ en quien confiar ? por eso USA CONDON

Fede dijo...

Uff q fuerte. coincido plenamente Pablo. Tarde o temprano, toda mentira, cae.

José dijo...

Mi novio me mintió por mucho tiempo, cuando lo descubrí fue horrible y como decis, muy decepcionante, pero ya lo superé y no le guardo rencor, solo se hizo mal el

Dani S dijo...

Genial la columna, gracias Pablo! Demas está decir q se te entiende perfectamente. A mi me encantaría descubrir algo q me haga caer la imagen de él pero todavia no lo logro. Una mentira, un defecto, etc. Como quisiera que sea Sr. Rip de una vez! Un abz!

leandro dijo...

qué fuerte!!!! pablin, nada de lo que sentiste fue mentira. el sentirte el más tonto del pueblo es de lo más normal y lo menos merecido. tal vez el Sr. R ni se percate del daño que causa, tal vez no es conciente de lo que genera y con lo que 'juega'. lo mejor de todo es seguir apostando a ese sentimiento gigante y poderoso que es el amor. te abrazo querido PMA!

Daro dijo...

Si contara todas las veces q me enamore de mentirosos no me alcansarian los renglones jaja

Eugenio dijo...

Ya no se puede confiar en nadie hoy en día...es la triste realidad

Lautaro dijo...

Todos mentimos alguna vez para estar con alguien que nos gusta. Ser falso, es otra cosa y creo que eso te pasó. A mi me fueron infiel por mucho tiempo y yo creia que tenia el mejor novio del mundo. Pero bueno, los que se cagan son ellos al final. Me gusto la nota. Besos.

Alejandro dijo...

Me encantó esta columna Pablito. Y más allá de que no sea agradable lo que te pasó, tomalo como una oportunidad para empezar una nueva historia con alguien que te merezca. Yo estuve enamorado mucho tiempo de un chico como el Señor R, creyendo que era su única obsesion y cuando finalmente dejó su novio para estar conmigo, ahi al poco tiempo descubrí que habia muchos otros con los que estaba en simultaneo. Pero bueno, como vos decis, tarde o temprano, las mascaras caen y las mentiras se descubren. Todo sea para mejor. Saludos!

Pinocho dijo...

Miente, miente que algo quedará

Ramiro dijo...

La frase mentime que me gusta podría usarse para describir lo que decis. Eso de que a veces nos mentimos para no lastimarnos y es cierto. Yo estuve ciego por mi pareja por muchos años pero al final no aguanté más, las mentiras superaban todo el amor que le tenia. Pero en fin, el se jodió. Saludos!

n b dijo...

Coincido mucho en lo que leí, Pablo. Además, quiero quedarme con una frase muy simple pero creo pone en evidencia la situación, "porque si hay algo que se que no es mentira, es que todo cae por su propio peso", y no hay nada mas cierto!En fin, tanto en la vida como en el amor, es prueba y error, lo único que es verdad, que solo uno, es artífice de nuestra felicidad!